Al llegar a revisar un auto con algún especialista, los usuarios frecuentemente preguntan cuál es la diferencia entre suspensiones y amortiguadores, por lo que en este articulo te explicaremos de manera clara y concisa de que trata cada uno.

Empezaremos por explicar que un amortiguador es un tubo bicilíndrico el cual contiene aceite en su interior, y gracias a unas válvulas logra pasa de un receptáculo a otro. La densidad del aceite que contenga determina la dureza de la amortiguación, y cuanto mayor sea la resistencia del flujo, mayor será la fuerza de su acción.

Además de los de aceite, existen los amortiguadores que funcionan a base de gas a presión con lo que estabilizan y amortiguan las irregularidades del camino, siendo un mejor estabilizador que los de aceite.

Por su parte, la suspensión neumática se basa en aire a presión, esta está encargada de mantener las ruedas siempre en contacto con el suelo, absorbiendo las vibraciones, y movimiento provocados por el andar del auto. La suspensión evita que golpes sean transmitidos al bastidor.

La suspensión se complementa del amortiguador para darle un equipamiento de estabilidad y control a todo el automóvil.